AgrandarReducirReiniciar
Portada

Sindicación

Suscribete a la revista...

Advertisement
RAFAEL MONTENEGRO. Lección Inaugural del curso 2015-2016 ULPGC PDF Imprimir E-Mail

“La ULPGC debe seguir aumentando los grupos de investigación que puedan competir en todo el mundo”

 

rafael_montenegro_interior.jpg

Es Catedrático de la ULPGC y Doctor en Ingeniería Industrial. Sus investigaciones las desarrolla en el Instituto Universitario de Sistemas Inteligentes y Aplicaciones Numéricas en Ingeniería (SIANI) de la ULPGC, del que actualmente es su Director, además de ser el responsable de una de sus divisiones de investigación: Discretización y Aplicaciones. Este año ofrecerá la Lección Inaugural de Curso en el Paraninfo de la ULPGC.

 

1. Su relación con esta Universidad trasciende los años de creación de la ULPGC, ¿no es así?

Efectivamente. Comencé en el año 1983 como profesor de la Escuela Universitaria Politécnica, que en aquel entonces estaba ubicada en el actual edificio de Humanidades, frente al Obelisco. Por tanto, en octubre de este año cumpliré 32 años como profesor de la ULPGC. En todo este tiempo he podido hacer muchas cosas porque he contado con muy buenos compañeros y colaboradores.

 

2. Y, además de la impartición de docencia, usted también ha destacado por su trabajo de investigación en la ULPGC, que se ha centrado en el SIANI…

Mi actividad más intensa, desde el punto de vista de la coordinación de proyectos de investigación, se ha centrado en los últimos quince años. En este periodo destacaría mi labor como investigador principal en cuatro proyectos ya finalizados del Plan Nacional, coordinados con la Universidad Politécnica de Cataluña y con la colaboración de la Universidad de Salamanca; además de un quinto proyecto que acaba de ser concedido provisionalmente y que comenzará a ejecutarse en los próximos meses. Quizás la coordinación más importante se enmarca en un proyecto de la CONACYT mejicana financiado por PEMEX, en el que los tres grupos españoles hemos recibido una financiación de un millón de euros en los últimos tres años.

 

3. Usted será el profesor que ofrecerá la lección inaugural del curso académico 2015-2016 de la ULPGC. Llevará por título ‘Simulación numérica de la realidad’. ¿Nos puede adelantar un breve resumen de su lección y cuál ha sido el punto de partida para escogerla como tema principal de esta inauguración de curso?

En primer lugar agradezco al Rector y a su equipo rectoral su amable invitación. Es un honor que quiero compartir con todos mis compañeros del SIANI y del Departamento de Matemáticas. El objetivo de esta lección es transmitir las ideas básicas que entran en juego en la simulación numérica, mediante el método de los elementos finitos, de los problemas medioambientales que hemos abordado en los proyectos anteriores (campos de viento, radiación solar, contaminación atmosférica y la modelización de yacimientos de petróleo). He escogido este tema, de gran interés y actualidad en el campo de la matemática aplicada, para resaltar la importancia de la investigación en la universidad, su repercusión en la actualización y mejora de los planes de estudio, y su transferencia a la sociedad.

 

4. La Universidad española está atravesando estos últimos años una etapa muy delicada económicamente hablando, pero también ha sido una época de grandes cambios en lo referente a su nueva estructura docente con el EEES. ¿Cree que la Universidad española se ha adaptado bien a esta nueva situación?

Una de mis mayores preocupaciones, relacionada con la influencia de la crisis, es la ausencia de un relevo generacional natural para que no se produzcan retrocesos en los notables avances realizados en materia de investigación desde los años ochenta en la Universidad española. En mi modesta opinión, por el momento, el Espacio Europeo de Educación Superior ha sido un ambicioso escaparate que no representaba realmente lo que se vendía dentro de la tienda. En Europa se han dado pasos importantes que debieron ser más meditados. Por ejemplo, no es muy razonable que se plantee una reducción en la duración de los grados de cuatro a tres años, cuando los primeros graduados del plan Bolonia terminaron sus estudios en el año 2014. Los procesos educativos deberían ser lo más estables posibles. Para esto hay que dedicar mucho tiempo de análisis antes de ponerlos en marcha y hay que aprobarlos con el máximo consenso posible. Los cambios legislativos continuos desestabilizan el sistema, y son los alumnos los que resultan más perjudicados.

 

5. En concreto, ¿cree que la ULPGC está desempeñando un papel protagonista en la comunidad canaria?, ¿ha sabido responder a las expectativas?

La ULPGC va cumpliendo años, al igual que sus profesores. Como el resto de universidades españolas está inmersa en un procedimiento excesivamente burocrático relacionado con la verificación, modificación y acreditación de sus títulos oficiales bajo la supervisión de la ANECA. Se da la paradoja de que los contenidos de un mismo título pueden diferir en gran medida en las diferentes universidades. El objetivo de unificación de las materias impartidas en las universidades europeas, con el propósito de dar validez a los títulos en toda Europa y facilitar la movilidad de estudiantes, no se ha alcanzado adecuadamente. La ULPGC ha realizado un gran esfuerzo desarrollando programas de convalidación y convenios con otras universidades en el marco de los programas ERASMUS. Los alumnos tienen actualmente muchas posibilidades en este sentido.

 

6. Usted trabaja habitualmente en uno de los institutos universitarios de investigación. ¿Cómo valora el papel de la investigación de la ULPGC y su relación con el mundo empresarial del Archipiélago?. ¿Qué puntos débiles y fuertes ofrece la ULPGC a este sector para fomentar su innovación?

A principios de los años ochenta la ULPGC todavía no había nacido. En la entonces Universidad Politécnica habían muy pocos grupos de investigación con cierta trascendencia internacional. La mayor parte de los profesores veíamos casi imposible llegar a publicar en las revistas internacionales de referencia que utilizábamos para hacer la tesis. Esto hizo que la ULPGC tuviera una menor productividad en relación a aquellas universidades que tenían grupos consolidados con una trayectoria investigadora de muchos años. La investigación es una tarea a largo plazo; se compite con todo el mundo. Hay muchos lugares del mundo en los que la inversión en investigación por parte de las empresas y las instituciones públicas es una realidad considerable. En España, y en Canarias en particular, no estamos a esa altura. Es natural y totalmente lícito que el empresario busque aumentar sus beneficios de manera inmediata, pero esto solo tiene ventajas a corto plazo. Las universidades más prestigiosas destacan por su larga trayectoria investigadora. Con más financiación se puede contratar a más jóvenes y a mejores investigadores.

 

7. ¿Cómo ve el futuro de esta universidad, hacia dónde debe caminar y enfocar su Plan Estratégico?

En general, no creo en los planes estratégicos en los que se rellenan cientos de hojas con elocuentes palabras sobre la visión, misión, fortalezas o debilidades. En muchas ocasiones estos documentos se quedan simplemente en las estanterías. Sí creo en el planteamiento de objetivos concretos, la evaluación externa de los resultados, y la concesión de financiación en función de estos resultados. La ULPGC debe seguir aumentando el número de grupos de investigación que sean capaces de competir en el mundo y de conseguir financiación exterior. Para alcanzar este objetivo se necesita apoyo, tiempo y mucho esfuerzo. La sociedad y el profesorado deben ser conscientes de que las universidades no son solo academias generadoras de títulos. También debemos ser protagonistas en la generación del conocimiento.

 
< Anterior   Siguiente >
 

Últimas noticias

ULPGC en imágenes

Encuesta

¿Crees que las microalgas aparecidas en playas son perjudiciales para el ser humano?
 
Advertisement